Santiago García

“Atada con alambre”

No presto demasiada atención a los comentarios que las personas hacen en las redes sociales, ya que considero que generalmente son monólogos catárticos, espacios fértiles para descarga de agresividad y enfrentamiento de “pobres contra pobres”. Siempre preferí conversar con las personas, intercambiar opiniones, escuchar argumentos. Pero últimamente la práctica social del diálogo está complicada y no nos ha quedado otra opción que “leernos” en los comentarios de las redes.

Un tiempo atrás cuando comenzaron a aumentar sin tregua los casos positivos en el cordón industrial y en San Lorenzo, con el Hospital Granaderos a Caballo acéfalo, sin capacidad de respuesta para los pacientes críticos por covid, leí un comentario en Facebook de alguien que hacía notar una paradoja: “desde que la ciudad de San Lorenzo tiene médicos en el gobierno, la salud está cada vez peor”.

Médicos en el gobierno y la atención de salud de los sanlorencinos y los habitantes del cordón industrial “atada con alambre”. Secretario de Salud y concejales médicos de una ciudad con un hospital regional que no tiene terapia intensiva ni terapia intermedia; respiradores comprados con presupuestos abultados embalados sin uso, personal insuficiente; declaraciones elocuentes señalando que el hospital “es responsabilidad provincial”.

La fachada del hospital  está constituida por jardines verticales con el “propósito de promover la sustentabilidad”, pero se gastó mucho dinero en tamaño diseño.

 

La verdad que la salud es, o debería ser, preocupación de todos los niveles de gobierno, más allá y más acá de la pandemia. Pero para eso hay que tener una mirada de la salud como proceso social y colectivo, para generar políticas públicas integrales para la población; contrario a ver la salud como un negocio para pocos. Lamentablemente las “políticas en salud" en San Lorenzo muestran un escaso análisis de situación y diseño de estrategias; predominan las  campañas para la tribuna, para la foto, mucho discurso y pocos hechos. Y ni siquiera ha trascendido en el nuevo presupuesto de cuatro mil millones de pesos cuál es el destinado para la salud.

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar