Salud

Arritmias: Prevención, diagnóstico y tratamiento

 

Arritmia cardíaca: enemiga silenciosa que puede prevenirse con un control adecuado

Aunque afecta más a los hombres que a las mujeres, los jóvenes también son proclives a tenerla, sobre todo entre los 20 y los 30 años. Casos de deportistas famosos tomaron relevancia en los últimos meses. La mejor manera de evitar sustos es a través de controles donde se contemplen todas las necesidades del paciente.

Las arritmias son alteraciones del ritmo cardíaco: etimológicamente, la palabra significa “sin ritmo”. Es decir, todo ritmo cardíaco que se origine y transmita de manera diferente a lo normal se clasifica como arritmia.

Según el género y edad, los más afectados son los hombres y a partir de dos etapas etarias: una, entre los 20 y los 30 años y el segundo pico, a partir de los 65. La incidencia es mayor en hombres que en mujeres dependiendo el tipo de arritmia. Para la fibrilación auricular la relación es de 7 hombres por cada mujer.

¿Cuáles son sus principales síntomas y qué consecuencias traen en el estilo de vida?

El síntoma principal es la palpitación, que es la percepción del latido cardíaco. Puede acompañarse de mareos, falta de aire, dolor de pecho y -muy raramente- pérdida del conocimiento”, explica el Dr. Fernando Scazzuso, (M.N. 83.184), Jefe de Electrofisiología y Arritmias del ICBA Instituto Cardiovascular.

 

Cómo detectarlas

Algunas arritmias, como la fibrilación auricular, están íntimamente relacionadas con el estilo de vida. De esta manera, el mantener un peso adecuado, hacer ejercicio regularmente, controlar la presión arterial y la diabetes son condiciones fundamentales para prevenirlas. El tabaquismo es otro factor de riesgo para desarrollar esta arritmia. Otras arritmias -como las de los jóvenes- son de nacimiento y hay poco que hacer para lograr modificar esta situación.

 

Ejercicio: ¿amigo o enemigo?

La actividad física, que desde un punto de vista bioquímico es una descarga de adrenalina (un poderoso excitante cardíaco), favorece el desarrollo de arritmias, fundamentalmente la fibrilación auricular. “Sin embargo, decimos que realizar ejercicio físico es beneficioso para prevenir la arritmia. Esta aparente contradicción no es tal. El ejercicio regular y moderado es protector, pero cuando desarrollamos una actividad con alta carga de trabajo como es el deporte competitivo o de alto rendimiento, el efecto es el contrario. Por ello es tan importante el entrenamiento previo. La sobreexigencia del corazón puede provocar fibrosis (cicatriz) y conlleva al desarrollo de la fibrilación auricular”, explica el Dr. Scazzuso.

Recientemente, casos como el del futbolista argentino Sergio “Kun” Agüero quien acaba de anunciar su retiro del futbol como delantero del Barcelona, luego de que el 30 de octubre pasado le detectaran una afección por arritmia, llamaron la atención sobre esta dolencia. Lo mismo había sucedido con el jugador danés Christian Eriksen durante un partido de la Eurocopa a mediados de año, a quien se le detectó una arritmia ventricular; y con el caso del basquetbolista argentino Fabricio Oberto, quien contó que a partir de una descompensación en un partido descubrió que tenía una arritmia congénita que se encuentra en tratamiento.

Hasta ahora, el tratamiento más efectivo consiste en realizar la eliminación de los focos que provocan la arritmia mediante la aplicación de frío o calor. Este procedimiento se denomina ablación por radiofrecuencia para el caso del calor y crioablación para el caso del frío. Cada técnica tiene su indicación y escenario propio.

El procedimiento consiste en la introducción de catéteres por vía percutánea (a través de la piel) accediendo a la vena ubicada en la ingle y luego de localizar el sitio que origina la arritmia eliminarlo mediante la aplicación de calor. Este procedimiento se realiza de manera ambulatoria” detalla el Dr. Scazzuso y agrega que, “para optimizar el diagnóstico y tratamiento, el ICBA inauguró un espacio propio denominado Arritmias Lounge, para tratar las arritmias complejas con normas de máxima calidad y seguridad para el paciente (quien se encuentra acompañado por su familiar). Así, los pacientes cuentan en ese espacio con equipamientos donde pueden realizarse la anestesia general, la ecografía vascular periférica para la realización segura de los accesos vasculares, las ecografías intracardíacas para guiar los procedimientos de ablación y el mapeo y crioablación de última generación. Todo este proceso, que incluye áreas médicas exclusivas, permiten el alta precoz

 

Arritmias y covid-19

En la era atravesada por el covid-19 se reportaron algunos casos de arritmia secundaria a la miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) que retrogradan una vez resuelto el proceso inflamatorio. Para controlar la arritmia, fueron necesarias solamente medidas de apoyo. Los tratamientos más efectivos resultaron las drogas antiarrítmicas, como la utilización de betabloqueantes. Excepcionalmente, fue necesario realizar una ablación”, agrega el profesional.

En aquellos paciente que tuvieron covid-19 y les fue diagnosticada una arritmia, “es fundamental realizar la consulta con su médico para la valoración del caso y proceder, de ser necesario, a su tratamiento”, finaliza el Dr. Scazzuso.

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar