Miguel Piagentini

Matrimonio Chillier – Aguirre Guarrochena

El año 2020 se llevó a los dos integrantes del matrimonio conformado por José Luis Aguirre Guarrochena y María Angélica Chillier, en un lapso de ocho meses, dejando a sus dos hijos en un período difícil de entender, pero el matrimonio se ha encontrado con los otros dos hijos que los precedieron en la eternidad.

Ella había nacido en Santiago del Estero el 16 de enero de 1946, en el hogar de Norberto Chillier, empleado bancario y Celestina Favaron. Por razones laborales del padre, siendo trasladado a la sucursal del Banco de la Nación Argentina en nuestra ciudad, se radican cuando ella tenía diez años. Sigue su ciclo primario en el instituto Santa Rosa de Viterbo, al igual que el secundario, egresando de la primera promoción de Maestras normales Nacionales en 1962. Posteriormente, se recibe de Escribana Pública en la Universidad Nacional del Litoral, ganando un espacio para ejercer como tal en San Lorenzo y siendo titular de su escribanía. Colaboró ​​con Fray Hilario Grosso en un programa de televisión local. Asistió al taller literario Charamuscas del Centro Cultural y Educativo Municipal, siendo coordinadora la Profesora Beatriz G. de Battilana. En 1989 la municipalidad, a través del fondo editorial municipal, decide editar un libro de dicho taller titulado Madera y Tinta, donde fueron insertas diecinueve poesías de su autoría, entre ellas, las siguientes: Soledad; Esa Palabra; Un par de siglos (dedicado al Convento San Carlos); Hoy la luna ha bajado hasta la torre (del citado convento); Con mi perra; Ciudad de San Lorenzo; La milonga del Quebracho; Teclas y tubos (dedicado al órgano de la Parroquia San Lorenzo Mártir); Para que vivas; Hasta ahora (homenaje a su madre y maestra); San Francisco, el de la plaza; Desde Méjico al polo; Caleidoscopio de Navidad (precisamente falleció el día de la ultima Navidad). Otros nueve poetas escribieron en ese libro, entre ellos Dante Sandrigo, las hermanas Alba y Autora Pérez. decide editar un libro de dicho taller titulado Madera y Tinta, donde fueron insertas diecinueve poesías de su autoría, entre ellas, las siguientes: Soledad; Esa Palabra; Un par de siglos (dedicado al Convento San Carlos); Hoy la luna ha bajado hasta la torre (del citado convento); Con mi perra; Ciudad de San Lorenzo; La milonga del Quebracho; Teclas y tubos (dedicado al órgano de la Parroquia San Lorenzo Mártir); Para que vivas; Hasta ahora (homenaje a su madre y maestra); San Francisco, el de la plaza; Desde Méjico al polo; Caleidoscopio de Navidad (precisamente falleció el día de la ultima Navidad). Otros nueve poetas escribieron en ese libro, entre ellos Dante Sandrigo, las hermanas Alba y Autora Pérez. decide editar un libro de dicho taller titulado Madera y Tinta, donde fueron insertas diecinueve poesías de su autoría, entre ellas, las siguientes: Soledad; Esa Palabra; Un par de siglos (dedicado al Convento San Carlos); Hoy la luna ha bajado hasta la torre (del citado convento); Con mi perra; Ciudad de San Lorenzo; La milonga del Quebracho; Teclas y tubos (dedicado al órgano de la Parroquia San Lorenzo Mártir); Para que vivas; Hasta ahora (homenaje a su madre y maestra); San Francisco, el de la plaza; Desde Méjico al polo; Caleidoscopio de Navidad (precisamente falleció el día de la ultima Navidad). Otros nueve poetas escribieron en ese libro, entre ellos Dante Sandrigo, las hermanas Alba y Autora Pérez. Esa Palabra; Un par de siglos (dedicado al Convento San Carlos); Hoy la luna ha bajado hasta la torre (del citado convento); Con mi perra; Ciudad de San Lorenzo; La milonga del Quebracho; Teclas y tubos (dedicado al órgano de la Parroquia San Lorenzo Mártir); Para que vivas; Hasta ahora (homenaje a su madre y maestra); San Francisco, el de la plaza; Desde Méjico al polo; Caleidoscopio de Navidad (precisamente falleció el día de la ultima Navidad). Otros nueve poetas escribieron en ese libro, entre ellos Dante Sandrigo, las hermanas Alba y Autora Pérez. Esa Palabra; Un par de siglos (dedicado al Convento San Carlos); Hoy la luna ha bajado hasta la torre (del citado convento); Con mi perra; Ciudad de San Lorenzo; La milonga del Quebracho; Teclas y tubos (dedicado al órgano de la Parroquia San Lorenzo Mártir); Para que vivas; Hasta ahora (homenaje a su madre y maestra); San Francisco, el de la plaza; Desde Méjico al polo; Caleidoscopio de Navidad (precisamente falleció el día de la ultima Navidad). Otros nueve poetas escribieron en ese libro, entre ellos Dante Sandrigo, las hermanas Alba y Autora Pérez. Hasta ahora (homenaje a su madre y maestra); San Francisco, el de la plaza; Desde Méjico al polo; Caleidoscopio de Navidad (precisamente falleció el día de la ultima Navidad). Otros nueve poetas escribieron en ese libro, entre ellos Dante Sandrigo, las hermanas Alba y Autora Pérez. Hasta ahora (homenaje a su madre y maestra); San Francisco, el de la plaza; Desde Méjico al polo; Caleidoscopio de Navidad (precisamente falleció el día de la ultima Navidad). Otros nueve poetas escribieron en ese libro, entre ellos Dante Sandrigo, las hermanas Alba y Autora Pérez.

Su esposo José Luis Aguirre Guarrochena nació en Corrientes el 13 de marzo de 1948, en el hogar de Juan Francisco Aguirre y de Ilda Encarnación Guarrochena. Vivió en Curuzú Cuatiá, Corrientes, donde realizó su ciclo primario; el secundario lo realizó en Corrientes y sus estudios universitarios en la Universidad Nacional del Litoral, graduándose de Abogado. Al casarse con María Angélica Chillier se radica en San Lorenzo. Ambos fueron los primeros integrantes de sus respectivas familias que obtuvieron títulos universitarios. Miembro fundador de la Asociación de Abogados del departamento San Lorenzo, bregó por la creación de los diversos juzgados, inclusive el Federal desde 1987. Ambos fueron militantes del Partido Justicialista.

 

 

Miguel A. Piagentini

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar