Información General

21F: “Que el gobierno que no aplique políticas que hambrean al pueblo”

0
0
0
s2sdefault

(El discurso completo de Hugo Moyano)

Lo manifestó el secretario general del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, en un multitudinario acto en plena Avenida 9 de Julio de Buenos Aires.

El 21 F tuvo su expresión final en las palabras del secretario general del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, quien al inicio de su disertación aseguró “no estar implicado en ningún tema de corrupción”, aunque afirmó tener “las suficientes pelotas” para defenderse solo en caso de “tener algún problema”.

Luego de recordar haber estado preso en tres ocasiones “dos veces en la dictadura mientras muchos de los que gobiernan estaban debajo de la cama”, Moyano advirtió: “No venimos a amenazarlos, no somos desestabilizadores, somos hombres y mujeres de trabajo que venimos a decirle al gobierno que no apliquen políticas que hambrean a los trabajadores hoy, sino que también van a hipotecar el futuro”.

Además, el gremialista afirmó que “esta movilización multitudinaria conformada por distintos sectores políticos y sociales, tiene por objetivo decirle al gobierno: señor presidente, no siga llevando adelante políticas que hambrean a la parte más sensible de la sociedad, a nuestros queridos viejos a los que han engañado con el título de la reparación histórica”.

El eje central del discurso del dirigente camionero tuvo su exposición cuando recomendó que es una marcha en la que se fue a “expresar los sentimientos pacíficamente hombre y mujeres de trabajo”, a los que no se les debe “tener miedo, sino respeto”.

En otro sentido, se dirigió a “algunos periodistas que dan lástima” porque “estos señores no saben que los que más queremos la pacificación del trabajadores, somos los trabajadores”, para después completar diciendo que “la pacificación del país se hace con salarios dignos”.

Finalmente, se refirió otra vez a su situación personal: “No tengo miedo de ir preso, estoy dispuesto si la Justicia dice que tengo que ir, estoy dispuesto a dar la vida si es por los trabajadores y lo digo de corazón. No me voy a ir del país, no tengo plata afuera, como quisieron inventar”.

El acto

Moyano habló ante una multitud (los organizadores dijeron que había unas 400 mil personas) minutos antes de lo anunciado.

A la variopinta manifestación adhirieron algunos sectores de la oposición, como el sindicato de Camioneros, gremios nucleados en la CTA, grupos y movimientos kirchneristas, además de partidos de izquierda.

Columnas de manifestantes enrolados en el gremio de Camioneros, la Corriente Federal de Trabajadores, las dos CTA, movimientos sociales y sectores políticos como el kirchnerismo y la izquierda se congregaron a lo largo de la avenida 9 de Julio donde se montó un escenario de espaldas al ministerio de Desarrollo Social, en la intersección con la avenida Belgrano.

Desde muy temprano y en el marco de un cierre casi total al tránsito vehicular de las avenidas y arterias que cruzan la avenida 9 de Julio, el gremio camionero comenzó a movilizar a sus afiliados, quienes se ubicaron frente al palco erigido a espaldas de la cartera de Desarrollo Social y en los principales ingresos al perímetro delimitado por las avenidas San Juan, Entre Ríos, Rivadavia y Bernardo de Irigoyen.

En los principales cruces estaban instaladas las tradicionales parrilllas y puestos de comidas, que ofrecían choripanes, bondiolas y hamburguesas, y los toneles con hielo para enfriar aguas y gaseosas.

Frente al palco, de cara a la zona sur, se ubicaron decenas de butacas donde se sentaron los invitados más importantes para escuchar los discursos de los dirigentes de las CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli; el bancario Sergio Palazzo y Esteban "Gringo" Castro por los movimientos sociales.

En la manifestación de hoy, a Moyano lo apoyó sólo un sector de los gremios que formaron parte de su corte histórica. Entre ellos, el triunviro cegetista Juan Carlos Schmid, los municipales de Amadeo Genta y Rubén "Cholo" García, los ceramistas de Domingo Moreyra, los judiciales de Julio Piumato, Aeronavegantes de Juan Pablo Brey, los guincheros de Roberto Coria y los empleados textiles (Setia) de Mauricio Anchaval, entre otros.

Otros gremios adheridos a la CGT, nucleados en la Corriente Federal de Trabajadores, que participaron de la movilización fueron los bancarios de Sergio Palazzo, los docentes de Horacio Ghillini, jerárquicos de Luz y Fuerza liderados por Carlos Micucci, curtidores de Walter Correa, judiciales de Vanesa Silley y farmacéuticos de Víctor Carricarte.

Entre quienes no apoyaron la movilización y están distanciados del moyanismo, figuran los mercantiles de Armando Cavalieri, metalúrgicos de Antonio Caló, el gremio de la Sanidad de Carlos West Ocampo y Héctor Daer, Obras Sanitarias de José Luis Lingeri, los estatales de Andrés Rodríguez; el gremio de la construcción de Gerardo Martínez; Luz y Fuerza de Guillermo Moser, taxistas de Omar Viviani, ferroviarios de Omar Maturano y Sergio Sassia, UTA de Roberto Fernández y los mecánicos de Ricardo Pignnanelli.

Seguinos en las redes

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar