Pu-erh el té rojo de china  

0
0
0
s2smodern

El té rojo conocido como Pu-erh es una variedad de té verde que se deja fermentar hasta que toma notas rojizas, dependiendo el proceso de secado. La producción es local y el método de preparación varía dependiendo el tipo de hoja.

En China el té forma parte de la vida espiritual de la mayoría de las personas. Para ellos es importante tener equilibrio entre cuerpo y mente,  esto se logra con la alimentación. Se dice que los monjes creían que plantar, cosechar y tomar esta bebida era una forma de profesar el budismo.

El té Pu-erh es conocido en Occidente también como té rojo y su nombre proviene de la región de Pu-erh de Yunnan China, de donde procede, siendo el mayor productor del té rojo o pu-erh del mundo.

Durante varios siglos fue consumido única y exclusivamente por la nobleza china. Al contrario que otros tés, que suelen tomarse frescos tras su recolección, el proceso de fermentación de esta variedad de Camellia sinensis puede durar de 2 a 60 años en barricas de bambú, lo que hace que las hojas alcancen un color cobrizo y, por lo tanto, también la infusión.

La fermentación en el contexto de la producción de té implica la fermentación microbiana y la oxidación de las hojas de té, después de que se hayan secado y enrollado.

Entre las propiedades que se le atribuyen se pueden destacar las siguientes: 

Reduce los niveles de azúcar en sangre. Reduce los niveles de grasa. Estimula el metabolismo hepático. Desintoxica y depura la sangre. Refuerza el sistema inmunitario. Reduce el peso corporal. Evita la formación de tumores y células cancerosas.  Combate la esclerosis. Reduce la insuficiencia cardíaca. Previene enfermedades respiratorias. Estimula la digestión de comidas ricas en grasas. Previene y baja el colesterol LDL. Estimula la secreción de las glándulas digestivas y Previene infecciones.

El té Pu-erh es único en el mundo. No hay otro té en términos de procesamiento, conservación y sabor. Diversos factores, como los orígenes de las materias primas, el suelo, la altitud, el clima, las condiciones de conservación influyen en el sabor del Pu -erh y lo hacen fascinante. Vale la pena probarlo. Buena Salud!

 

Ing. Agr. Maricel de Pedrozo

M.P. 82-2-1504

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar