“Wabi - Sabi”

0
0
0
s2smodern

Fue Sen-no-Rikyu,  el maestro budista zen quien  inventó estas palabras para expresar lo que quería lograr con el ritual del té :  wabi (satisfacción con simplicidad y austeridad) y sabi (agradecer la imperfección).

Generalmente se describe como un concepto referido a la capacidad de ver la belleza en la imperfección, o bien, una comprensión del mundo basada en la fugacidad y la no permanencia.

Pero para comprender su teoría, primero hay que entender su vida,  Rikyu promovió esta bebida para lograr una vida sabia y calmada, y fue también fundador de la estética japonesa wabi sabi. Impulsada por religiosos viajeros, esta práctica religiosa afirma que el sentido espiritual no se sitúa ni en pensamientos complejos ni en grandes acciones, sino en la realización de acciones sencillas con consideración y sensibilidad.  Rikyu eligió concentrarse en beber tazas de té.

El té había estado en Japón desde el siglo IX y se consideraba calmante, espiritual y saludable. El logro de Rikyu fue convertir la ceremonia del té en un ritual más riguroso y filosófico.

La filosofía del wabi sabi no sólo se expresa en la ceremonia del té, sino en la poesía, el arte visual e incluso en la mentalidad japonesa.

Un concepto que nos explica por qué beber una taza de té puede ser una experiencia filosófica. 

¡Buena salud!

 

 

Ing. Agr. Maricel de Pedrozo

M.P.82-2-1504

 

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar