Año Nuevo y Té helado

0
0
0
s2sdefault

Se aproxima un nuevo año con renovadas expectativas, nos crecen sentimientos y emociones compartidas. 

Son épocas de comidas y bebidas abundantes, de “muchos permitidos”, por eso incluir en nuestra mesa de Fin de año un té helado, puede significar un remanso, una caricia saludable para nuestro organismo.

No es muy difícil su preparación, con fruta tropical, con flores, con limón, naranja, con lemongras o hierbabuena, son buenas excusas para no dejar de tomar té en verano.

¿Cómo preparamos un buen té frío casero? Comencemos por la maceración, lo que podría considerarse la forma menos común de hacer té helado y requiere algo más de tiempo, pero es muy sencilla. Para prepararlo sólo hay que colocar agua en un recipiente, unas 5 cucharadas de té por cada litro de agua y endulzante, en caso de que le guste, ya que aportará algo de sabor a la mezcla pero conseguirán que el té helado siga siendo un refresco muy saludable. Lo colocamos en la heladera un mínimo de 8 horas, una noche por ejemplo, y una vez transcurrido ese tiempo ¡ya está nuestro té frío casero listo para beber!

Pero hay otra forma de prepararlo y es en infusión. El proceso es el mismo que con el té caliente, sólo que posteriormente lo dejaremos enfriar a temperatura ambiente (nunca lo meteremos en la heladera inmediatamente) La diferencia está en la cantidad de agua que emplearemos, ya que necesitamos un cuarto menos de agua. ¿Por qué? porque así queda más concentrado y podremos añadir hielo sin miedo a que nuestra bebida quede excesivamente aguada ni que pueda perder su sabor.

¿Y cuál es la mejor variedad? Lo cierto es que en cuanto a los sabores, no hay nada escrito, cualquier variedad de té es susceptible de prepararse en frío, sólo hay que escoger nuestro favorito y probar. Sin embargo es conveniente preferir aquellos que tengan un sabor más suave, como el té Verde, Blanco, Oolong o frutal, ya que en frío tendrán un sabor más agradable y serán más combinables. Además queremos añadir frutas y otros aromas a nuestro té favorito, como el limón o la menta, que son dos de los grandes favoritos de la temporada por resultar muy refrescantes.

Te vamos a dar alguna idea, por ejemplo, un té Pu-erh con arándanos puede ser perfecto para tomar en frío, con altas cargas de antioxidantes, que ayudarán a combatir los efectos del sol, y poca teína para que lo puedas disfrutar en cualquier momento. Y uno de nuestros favoritos, el Rooibos, que macerado con frutillas proporciona un sabor muy suave, dulce y refrescante. O un magnífico té de Jazmín que nos perfume el alma!

Feliz Año Nuevo, que la Paz y la Alegría se instalen en sus hogares y aniden para siempre!!!

 

 

Ing. Maricel de Pedrozo

M.P. 82-2-1504

 

 

 

 

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar