Bebamos té para refrescarnos

0
0
0
s2sdefault

Aunque resulte chocante, en algunos países de clima muy cálido, donde prácticamente es verano todo el año, como Marruecos o India, se consume té muy caliente como medida para combatir el calor, incluso en pleno desierto. Medicinas tradicionales como la de China han comprobado que beber té caliente puede empujar el flujo de sangre a la superficie del cuerpo y relajar las glándulas sudoríparas abriendo los poros de la piel. De esta manera, al sudar, el cuerpo se refresca y puede descender su temperatura.

El té es la bebida nacional de China, una infusión que contiene un gran número de vitaminas, antioxidantes y minerales como el flúor. Según numerosos especialistas, el té contribuye positivamente a la salud, ejerciendo en algunos casos acciones diuréticas y relajantes, entre otras. Por este motivo, los chinos consideran que beber té regularmente contribuye a prolongar la vida.

Pero, el gran beneficio de beber té, además de las propiedades que tiene cada sabor, es el agua caliente. Los chinos rompen el molde,  cuando no beben té,  beben el agua caliente sola. En cualquier época del año, beben agua caliente para saciar su sed. Según afirman, no solo ayuda a disolver y procesar la grasa de los alimentos o a eliminar toxinas y relajar el sistema nervioso, sino que también alivia la acidez, disminuye los gases, los calambres en el abdomen, la indigestión aguda y ayuda a adelgazar.

En invierno el té caliente da calor y en verano refresca, dicen los chinos, pero lo cierto es que aclamado por sus numerosos beneficios nutricionales, el té está más de moda que nunca. Pero no sólo se puede tomar bien caliente en las tardes de invierno sino también en pleno verano, frío o caliente, para regular y suavizar nuestra temperatura corporal.

En  Occidente , en los meses cálidos una buena decisión es optar por el té frío. En verano,  el claro protagonista es el “Ice Tea”, que en los últimos tiempos se ha distanciado mucho del té caliente en los hábitos de consumo. La tendencia se inclina hacia sabores frutales, cada vez más exóticos. Este tipo de té también puede prepararse fácilmente en casa. En principio, el té frío se puede preparar con cualquier tipo de té.  Todos los tés se pueden consumir fríos si respetamos las cantidades y el tiempo de infusión, sin olvidar que en el proceso de enfriamiento el sabor se concentra mucho. ¡Buena Salud!

 

Ing. Maricel de Pedrozo

M.P. 82-2-1504

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar