Salud en calma:  Té de Jazmín

0
0
0
s2sdefault

Proveniente de las altas montañas de China, el té de Jazmín es muy utilizado por millones de personas como calmante natural. Además de tener un agradable aroma y sabor, tiene propiedades benéficas para el cuerpo y la mente.

El té de jazmín es útil para calmar la ansiedad y los nervios en momentos de crisis o incertidumbre. Bueno para tomarse después de momentos de enojo, ya que ayuda a la relajación. Además de suavizar los nervios, combate el insomnio e induce a dormir plácidamente.

Esta variedad de té es consumida desde hace siglos en China y simboliza salud y hospitalidad. Pero, además del placer, beber té de jazmín ofrece valiosos beneficios para la salud: Alivia el estrés y la tensión, también puede reducir los síntomas de dolor, como los dolores de cabeza y musculares. Algunos estudios han demostrado que el aroma de jazmín puede bajar la frecuencia cardíaca y producir un efecto calmante que serena los sentidos. Disminuye el riesgo de cáncer, el té de jazmín es alto en antioxidantes y combate los radicales libres que se forman en el cuerpo. Reduce el colesterol evitando la formación de colesterol malo. Tiene propiedades antivirales y antibacterianas que ayudan en la prevención de los resfriados y la gripe. El té de jazmín ayuda a bajar de peso, algunos estudios han mostrado una relación entre el consumo de té de jazmín y la reducción de las células de grasa en el cuerpo. Promueve el desarrollo de bacterias beneficiosas. Regula la circulación y la producción de insulina. Puede ser beneficiosa para la reducción de los niveles de azúcar en la sangre incluso en los diabéticos.

¿Cómo lo producen en China?  “Con té verde (o blanco) fusionado con las flores y aromas del jazmín. Las hojas de té son cosechadas en primavera y almacenadas hasta el verano, momento en el que están floreciendo los jazmines. Las flores son recolectadas durante el día cuando sus pétalos más pequeños están bien cerrados. Se mantienen las flores en refrigeración hasta llegada la noche. Durante las primeras horas de la mañana cuando las flores comienzan a abrirse, el té es mezclado con las flores y almacenado hasta la noche. Durante el florecimiento nocturno, el jazmín fresco y húmedo impregna su fragancia al té.  Se lo vuelve a secar y está listo para su consumo”. ¡Buena Salud!

 

Ing. Agr. Maricel de Pedrozo                                                                                                            

Mat. 82-2-1504

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar