Té Oolong  “Belleza Oriental”.  Su historia

0
0
0
s2sdefault

En occidente lo podemos encontrar con el nombre de té azul o té semi-oxidado, el té Oolong (dragón negro), es un té chino con características únicas y distintivas. Se produce principalmente en Fujian, Guangdong y Taiwán.

Entre las distintas variedades de Oolong, se destaca uno, el famoso Oriental Beauty (Belleza Oriental), que también se conoce como Formosa tea, debido a la abundancia de brotes blancos y de hojas doradas.

Lo cierto es que el Oolong es un té ligeramente oxidado, con un sabor y un aroma que se encuentra entre un té verde y un té negro. Dependiendo del tipo de té que se quiera conseguir, el artesano del té le dará mayor o menor oxidación a las hojas.

Su origen se remonta a finales del siglo 17 en China, en la montaña Wu yi, en Fujian, donde las alturas, las nubes y el rocío prevalecen en un clima con abundantes lluvias, sin veranos calurosos ni inviernos helados. Su cultivo data de finales del siglo XIX, cuando Taiwán comenzó a exportar sus tés oolong al extranjero. 

Cuenta la leyenda que durante cada verano, los productores de té luchaban contra enjambres de pequeñas langostas que amenazaban sus cultivos. Los productores ni siquiera se molestaban en recoger las hojas caídas, porque el té de baja calidad era generalmente rechazado por los comerciantes extranjeros. Pero un agricultor del condado de Hsin Chu no aceptó tener tanta pérdida e igualmente cosechó las hojas mordidas. Para su sorpresa y la de sus colegas, logró venderlas por un precio muy alto.

Se cuenta que el té obtenido a partir de esas hojas mordidas era tan bueno que hasta la reina de Inglaterra lo conoció y fue quien lo nombró "Oriental Beauty".

En la actualidad solo los productores de té más experimentados pueden cultivar con éxito este té, ya que su producción lleva un proceso muy delicado en el cual hay que tener mucho cuidado para que no se estropee.

La calidad del té Belleza Oriental se determina por la cantidad de hojas que han sido mordidas por los insectos, paradójicamente, cuantas más dañadas estén las hojas, mayor será la calidad del té. Por estos días, es considerado uno de los diez tés más exclusivos  de Taiwán. Buena Salud!

 

Ing. Agr. Maricel de Pedrozo                                                                                                            

Mat. 82-2-1504

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar