Declaración de Elda Forcatto como ciudadana destacada de la ciudad de San Lorenzo en 2019

    Especial para Síntesis por Andrea Fernanda Rodrigo

     

    Yo no viajo por llegar, viajo por ir

    Eduardo Galeano

     

     

    Cómo escribir de ella sin escribir literatura. El mundo de imágenes y sueños con que cada palabra fue naciendo. Allá por 1981 estuve bajo su ala en ese memorable Taller Literario, conocí aquel mundo, la Asociación Arte y Cultura, los orondos Quijotes de Plata con que de golpe empezó a tejerse mi adolescencia y un ser maravilloso como Aurora Pérez de Otero por citar a una de mis compañeras más queridas.

    Elda Forcatto o Elda Tissera como supimos más tarde (cuando nos revelamos su apellido paterno que se mantuvo oculto por mucho tiempo), nació un dos de julio de 1944, en plena Segunda Guerra Mundial. Ella misma se define como una revolucionaria, pero claro de la cultura. Cierto, ya que gestó junto a su esposo Miguel Ángel Forcatto la famosa Asociación cuyo trabajo descomunal conectó a San Lorenzo con todo el mundo. Flamante profesora de Letras egresada del Normal N° 1 “Nicolás Avellaneda”, hoy Instituto N° 28 “Olga Cossettini”, pudo irse becada a España, pero el amor la dejó con nosotros.

    Los treinta y cuatro Quijotes de Plata con que nos inundó dio cuenta de la incesante labor de una escritora que llegó a formar a muchos escritores. Ex director de nuestro Colegio Nacional San Lorenzo, hoy Escuela de Enseñanza Orientada N° 438, impulsó durante su gestión cuatro terminales incluyendo la orientación Artes visuales como oferta única en la zona. Más tarde otras escuelas secundarias se sumarían con esta orientación. Entre ella destaca su alma gemela, el ex Colegio Nacional N° 2, hoy Escuela de Enseñanza Orientada N° 439 que posee la orientación Artes audiovisuales.

    Creadora de creadores, sigue siempre leyendo y renovándose. Su último libro “Papeles inesperados” espera salir a la luz con un epígrafe que mueve hasta las piedras: “ Solo está vivo lo que está lleno de contradicciones ”. La autora de “Segadores y ángeles” hoy transita un tiempo nuevo, pero tan vital como ninguno. Lejos quedó la fresca “Noralí” que ella misma cataloga como un tiempo rosa, pero un tiempo necesario.

    Para los que hemos sido alumnos de ella, ya sea como talleristas o en nuestro secundario, su presencia y enigma nos sigue inspirando. Nos preguntamos de dónde brotan sus imágenes, el contacto casi panteísta que ella sostiene con la naturaleza. Y es porque la belleza tiene ese don inigualable, que nos hace preguntarnos una y otra vez por la misma razón de la existencia. En cada pregunta nace entonces una nueva metáfora.

     

    Reseñas

    cora

    Elda Forcato

    A través de las páginas de esa novela, todo parece ser dolor, enfermedad caos de relaciones. Sin embargo, subyace el amor. Solo con mucho amor se puede llevar adelante sus vidas, marcadas por situaciones límites.

    Creo que el título de “Cora” que alude directamente a la muchacha como protagonista, no se adecua del todo. Cora es un personaje muy importante pero así mismo lo es, su madre. Terminamos sabiendo más de ella que de la propia protagonista.

    La autora se decide por una segunda persona que al principio resulta atractiva, pero que se transforma en el transcurso, en una carga difícil de sobrellevar. El peso del tema, los intrincados nudos y la amenaza permanente de un desenlace fatal agobian, por momentos, al lector. En mi opinión, limitar la extensión del libro hubiera sido muy productivo.

    Quizás había un objetivo que, desde mi punto de vista, no se cumplió y era el de hacer de Cora, el motivo único de este texto; sin embargo, es movilizante la transmisión de los sentimientos de la madre, quien no claudica ni ante la muerte misma.

    Sólo queda un interrogante ¿Quiere Elda Forcatto reafirmar nuestra credibilidad en que el amor todo lo puede o es este un caso aislado y deslumbrante del amor de una madre en particular?

     

    Rita Tonielli

    Revista Literaria "La Avispa" Nº 52, Pág. 154, Invierno 2011

     

     

    Obras destacadas

    Antología personal, Poemario I, Poemas Épicos, Poemas Místicos, Poemas del Amor Joven, Poemas para Niños, Segadores y Ángeles (poemas), Los Cuentos de Otra Mujer, Noralí (novela infantil); Cartas a mi madre; Berceo y los milagros de Nuestra Señora (ensayo lingüístico); San Lorenzo: arranque de la gesta sanmartiniana (ensayo lingüístico-literario); y Cora (novela). Obras de teatro: “Invasión de Mariposas” y “Teatro, luz, música y color para el arranque de la gesta sanmartiniana”

     

     

     

    Un poema para Elda

     

    De tu voz nacen los pájaros

    Aquellos tan dulces que anidaron las palabras

    Crece el milagro de nombrarte

    como entonces

    Por el milagro de haber cruzado con vos una primera mirada

    El llanto tibio de haber emocionado tus instantes

    Por todo lo que fuiste para mí y lo que sos en silencio

    Por cada gota de amor rebalsada de recuerdos

    Te celebro como a la vida misma, te convoco

    Para que nunca faltes

    Y en todos nosotros se perpetúe el asombro

    El nunca caer en desconcierto

    y el dar siempre, aunque a veces nos duela

     

    Andrea Rodrigo

     

     

     

    Página 1 de 17

    Redes y newsletter

    © 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus