Miguel Piagentini

Victorio Ramón Ríos: Poeta, escritor

El pasado 6 de diciembre, en Rosario, tras unos días de internación, falleció el poeta y escritor Victorio Ramón Ríos, conocido por el seudónimo de Cuta. El mismo había nacido el 27 de noviembre de 1932 en Casalegno en el hogar de José Ríos y Blanca Rosa Ricardo. Era una familia numerosa, ya que la formaban nueve hermanos. Desde pequeño vivió en San Lorenzo, donde transcurrió toda su existencia. Recordaba que no había podido terminar su ciclo primario en el colegio San Carlos para ayudar a su padre en el sustento familiar. 

Como se dice vulgar y tristemente, a veces, la necesidad tiene cara de hereje. Desde pequeño hizo varas actividades laborales como limpieza de vidrios, barrer las veredas de comercios. 

Contó en su libro que, a los diecisiete años, vio un cartel donde invitaba a los jóvenes a inscribirse en la Marina. Ante la necesidad y el deseo de tener su oficio, se inscribió y poco tiempo después estaba camino hacia la Isla Martín García, donde pasaría sus próximos años. 

Todo ese acontecer lo relató en su libro “De la Isla Martín García al Crucero General Belgrano”. Allí aprendió el oficio de electricista. Tras siete meses pudo regresar a San Lorenzo a visitar a su familia que vivía en el Barrio Sargento Cabral, siendo la víspera de un año nuevo. Estaba orgulloso de lucir su uniforme de marino. 

El 5 de diciembre de 1951 arribó a la Base Naval de Puerto Belgrano, incorporándose al Crucero 17 de Octubre, tras haber firmado un contrato por cinco años. Realizaron la prueba de artillería en el Golfo San José. Conoció Ushuaia, el Canal de Beagle, avistó Las Islas Malvinas. 

Victorio Ríos durante la feria del libro de San Lorenzo, acompañado de Oscar y César Ríos.

 

El 16 de setiembre de 1955, ante la caída del Gobierno constitucional del Presidente Juan Domingo Perón, hallándose en el Golfo Nuevo, debieron partir hacia Buenos Aires. Seis días después el Crucero pasó a denominarse ARA General Belgrano. Terminó su ciclo primario con ayuda de sus compañeros. Posteriormente, estuvo dos años en la Escuela de Mecánica de la Armada. Tras los cinco años de contrato se retiró de la carrera militar, volviendo a San Lorenzo. 

Formó su hogar con María Bissachi teniendo dos hijos que le dieron los nietos que alegraron sus últimos años. 

Comenzó trabajando en Montajes con su hermano, ayudando a levantar la empresa Duperial. En esa labor continuó por muchos años, hasta tener su propia empresa de montajes, recorriendo varios lugares, allí donde hiciere falta su trabajo. 

Ello no le quitó el espíritu de poeta que anidaba en su ser, en sus palabras, en la charla cotidiana con amigos, en el amor entrañable hacia todo lo que representa la ciudad de San Lorenzo. 

Así es como nace a fines del siglo próximo pasado el Círculo de Escritores y Poetas Don Felipe Gregorio Ríos, y él pasa a formar parte del mismo junto a varios escritores y poetas, tales como Nora Gamalero, Osvaldo Cuello, José Avecilla, Aldo Pérez, Jorge Sernoqui, Ana María Cassino, entre muchos más. Es tan grande su entusiasmo que hasta le rinden un homenaje a Felipe Ríos, realizándose un Busto de parte del artista plástico Saúl Miller, que fue colocado sobre la pared que da al mural de personal petrolero (MUPP) sobre Avenida del Combate. 

Lamentablemente manos anónimas vandálicas destrozaron el mismo un tiempo después. Lo que no pudieron romper es el espíritu que anidaba en casa uno de los integrantes del citado Círculo. Editaron tres libros de Antología poética, relatos y cuentos. Muchas de sus poesías fueron publicadas en ellos, como: A Blanca Rosa, Mi Madre, Esquina de mi barrio, Al negro Carabajal, Añoranza. Pensaron en ampliar las actividades del Círculo. Es así como nace ERSA (Escritores Regionales Santafesinos) en el año 2002, haciendo su presentación oficial el 16 de noviembre de ese año con un espectáculo poético musical.

Fue designado Presidente de dicha institución hasta que entrega dicha presidencia a Nélida Méndez. En la primera antología, editada en el año 2005, publicó sus poesías: Ilusiones, Amor perdurable. 

Portada del libro “De la Isla Martín García al Crucero General Belgrano”

 

Siguió integrando ERSA y se vio en varias oportunidades siendo el abanderado de la Enseña Nacional en desfiles y actos realizados en nuestra ciudad luciendo con orgullo a hidalguía. 

Tampoco se olvidó del Crucero ARA General Belgrano, que fue hundido el 2 de mayo de 1982 por los ingleses durante la Guerra del Atlántico Sur. Por ello acompañaba cuando se inauguró la plazoleta dedicada al mismo y cada 2 de mayo recordando al buque en el cual vivió una hermosa trayectoria.

En 1990 sus sobrinos  Oscar y Cesar Ríos comienzan a editar el Periódico SÍNTESIS y luego, la revista SÍNTESIS DE HISTORIA, siendo colaborador en ambos medios de comunicación social, al igual que su nieto Santiago. 

Por todo ello es que la población sanlorencina se vio conmovida con su desaparición física, y el representante de San Lorenzo envió una corona de flores como digno homenaje a un hombre que vibró con su carrera militar, amó a  este terruño y volcó en sus poesías todo ello.  

 

Miguel Piagentini

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar