Miguel Piagentini

Claudio Héctor Bertolín: Boy Scout y militar

En Buenos Aires, donde se hallaba radicado, falleció el Coronel Claudio Héctor Bertolín el 20 de noviembre. Este hecho llenó de tristeza entre quienes lo trataron y conocieron en su suelo natal  sanlorencino, donde había nacido el 13 de mayo de 1963, en el hogar de Héctor Enrique Antonio Bertolín (1935-2017) y Nelva Piccinelli. Dos años después llega a este mundo su hermana Mabel. La vida tiene ribetes especiales y siendo niño sufre la pérdida física de su madre, circunstancia que llevará a ser, en momentos de su existencia, un poco taciturno, pensativo y lleno de recuerdos. Su familia era muy unida a la vida cristiana de la Parroquia San Lorenzo Mártir, donde realizó su primera comunión y confirmación, siendo parte importante de ese amor a todo lo que ello representa. Realizó su ciclo primario en la Escuela Nº 182 Martín Miguel de Güemes y el secundario, el ciclo básico, en la ENET Nº 1 Combate de San Lorenzo y el ciclo superior en la ENET Nº 2 de Rosario, recibiéndose de Técnico electrónico. Pronto, tras el nuevo casamiento de su papá con Marta Mrini, vio la llegada de sus tres hermanas: Ana María, María Cristina y Marina Soledad. 

En 1978 es uno de los integrantes fundadores del Grupo Boy Scouts de la citada parroquia, siendo un referente entre los jóvenes. Sus maestros en ello fueron Oscar Luna y Alfredo Alberdi. Allí demostró su espíritu de liderazgo que pondría en práctica en su larga actividad militar. 

Bertolín fue uno de los fundadores de los Boys Scout de San Lorenzo (quien sostiene a un niño en uno de los ejercicios)

 

El 15 de febrero de 1983 ingresó al Colegio Militar de la Nación donde desarrolló una larga carrera que se extendió hasta el 30 de noviembre de 2018, en que pasó a retiro voluntario. Escaló todos los grados desde subteniente, pasando por Teniente, Teniente primero, Capitán, Mayor, Teniente Coronel y Coronel desde el 31 de diciembre de 2012. Perteneció al arma de comunicaciones del Ejército Argentino. 

Fue jefe de sección del Batallón de Comunicaciones 181, con asiento en Bahía Blanca (Pcia. de Buenos Aires), Jefe de la compañía del Centro de Comunicaciones Campo de Mayo, oficial Instructor en la Compañía de Comunicaciones de El Palomar. Posteriormente, pasa a desempeñarse en la Compañía de Comunicaciones Mecanizada 10, como Jefe de sección radares, en Santa Rosa, Provincia La Pampa hasta el 10 de diciembre de 1999, en que pasa a realizar cursos en la Escuela Superior de Guerra, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En diciembre del año siguiente comienza sus servicios como auxiliar de la división sistemas de la Dirección de sistemas de comunicaciones informáticas. En diciembre de 2002 pasa a ser Jefe de Subunidad en Santa Rosa, La Pampa. Desde el 30 de noviembre de 2005 pasa a trabajar en Buenos Aires, siendo jefe de la División presupuesto del departamento de operaciones. Desde el 7 de diciembre de 2007 hasta el 10 de diciembre de 2009 es Asesor de la agregaduría militar del Paso en Bolivia y es Profesor del Colegio Militar y la Escuela de Inteligencia de La Paz, Bolivia. A raíz de su actuación, la República de Bolivia le otorga las distinciones Emblema de Oro y Dorado valor y lealtad por sus servicios del 17 de diciembre de 2008. 

Tras ello, fue designado Jefe de Unidad del Batallón de Comunicaciones 141 de Córdoba, estando durante dos años, siguiendo como Jefe de la división de operaciones de la Dirección general de personal, en Buenos Aires. Realizó el curso de maestría de Defensa Nacional en la Escuela de Defensa Nacional. Sus dos últimos servicios presentados al Ejército Argentino fue como Jefe del departamento Planes y Jefe del departamento Estudios especiales de la Dirección general de comunicaciones e informática; y Jefe del departamento administrativo educativo y profesor Militar de la Escuela Superior de Guerra. 

Claudio Bertolín llegó al grado de coronel en el Ejército Argentino

 

En todas estas actuaciones demostró su amor a la carrera militar que había elegido su espíritu patriótico. Estaba casado con Ida Giachino. Sus restos mortales fueron velados e inhumados en San Lorenzo, donde sus familiares, amigos y conocidos se hicieron presentes. Sobre el féretro se hallaba su espada, su gorra,  y a posteriori, fue colocada una Bandera Nacional por parte de integrantes del Ejército. 

En el acto de inhumación fue despedido, en nombre de los Boys Scouts por Oscar Luna, Alfredo Alberdi y Teresa Aradas, quienes resaltaron su capacidad de liderazgo y su amor a la actividad desarrollada por ellos. Junto a familiares y Fabio Caramuto cantaron la canción que los identifica y hablando del encuentro en otra dimensión junto a un fogón de amistad. El coronel Marcelo Perfetti habló en nombre del Ejército Argentino, por encargo del Jefe de Estado Mayor General, transmitiendo los sentimientos de hondo pesar que produjo su fallecimiento. A continuación, expresó: “Despidamos hoy a quien desde aquellos tempranos años de temple y formación demostró su apego a los valores propios del soldado, practicándolos y demostrándoles con entrega durante su tiempo en el servicio activo”. Habló sobre su ejemplo personal y profesional que permanecerá inmutable en quienes hemos recibido su legado. El carácter y la fortaleza de espíritu han sido una constante a lo largo de su vida, que ha sabido transmitir en su acción diaria. Su figura trasciende, entonces, por las cualidades demostradas y los valores puestos de manifiesto en su condición militar. Se refirió a la imagen del camarada, a su carrera militar sobresaliente, al reconocimiento de sus superiores, el respeto de sus subalternos. Por último dijo: “Adherimos, convencidos con paz y esperanza, que este prestigioso soldado se encuentra junto a Dios, Nuestros Señor”. 

Hicieron la guardia de honor varios militares que se hallaban presentes. Fue un momento muy emotivo realizado en recuerdo de un sanlorencino que , como el General Pablo Richieri, abrazó la carrera de las armas, al igual que otros generales sanlorencinos como Hugo Leonard y Roberto Bossert y varios militares más.

 

 

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar