Federico Angelini

Estamos ante la oportunidad histórica de cambiar la Argentina para siempre

0
0
0
s2smodern

Por Federico Angelini (*)

Estamos atravesando un momento histórico para todos los argentinos, porque en estas elecciones se definen con qué valores queremos vivir y qué país queremos dejarles a las futuras generaciones. Las marchas del “Sí se puede” muestran que está viva la esperanza de un futuro mejor, de que podamos vivir en un país sin corrupción, donde se le dé batalla real al narcotráfico, donde los valores, la educación y la familia sean fundamentales.

El 27 de octubre nos jugamos mucho más que una elección, nos jugamos el futuro del país. Este domingo tendremos la oportunidad trascendental de que todo el esfuerzo que los santafesinos hicimos en estos tres años no sea en vano, ya que en estas elecciones vamos a definir si queremos volver a convivir con la mentira, la corrupción y los dedos acusadores o si, por el contrario, vamos a apostar por la libertad, la verdad, el federalismo y el crecimiento real a partir del 2020.

Creemos que poner a la Argentina de pie es decirle nunca más a la corrupción, porque si los bolsos de López y el dinero millonario de los famosos cuadernos se hubiesen invertido en educación, salud y obras, estos tres años hubieran sido muy diferentes. En palabras del presidente Mauricio Macri, el domingo tenemos en nuestras manos la decisión de cambiar para siempre y no volver a recetas que durante décadas no funcionaron y que, pese a que ahora nos quieren vender espejitos de colores, volverán a fracasar.

El presidente y todo su equipo siempre reconocieron los errores, una diferencia central con el Kirchnerismo, que no sólo no admite los suyos -pese a que dejó más de 30% de pobreza después de 12 años de gobierno-, sino que, además, continúa demostrando su ADN prepotente y autoritario, que no podemos pasar por alto si queremos salir adelante.

Hoy se empezaron a ver obras de las que años atrás nadie se ocupó; hoy hay una lucha contra el narcotráfico que antes nadie daba; hoy las provincias tienen superávit gracias a que Nación respeta la coparticipación; por eso, no olvidemos todo lo que hemos logrado porque este domingo están en juego los valores con los que queremos vivir y el país que les queremos dejar a nuestros hijos y nietos.

En definitiva, somos conscientes que no hemos podido solucionar en estos tres años los problemas económicos que el país tiene hace cuarenta, pero hemos empezado y eso no es menor. Con el esfuerzo de todos, logramos poner los cimientos, que es lo más complejo y lo que menos se nota en la construcción de un proyecto, pero es lo que sostiene todo lo que viene luego; y dejamos de emparchar con soluciones de corto plazo para pensar en un crecimiento y desarrollo de largo plazo. Y eso lleva tiempo.

Los cálidos apoyos e innumerables muestras de cariño que nos han brindado en estas semanas en todas las marchas del “Sí Se Puede” que se realizaron a lo largo y ancho del país, así como también el sábado en el multitudinario acto de la 9 de Julio y en el Monumento a la Bandera, tiene que representar un envión muy importante que nos permita llegar al domingo con la convicción de que realmente vamos a dar vuelta esta elección, porque todos nos merecemos vivir en un país mejor.

 

 

(*) Candidato a Diputado Nacional de Juntos por el Cambio

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar