El té y nuestro viaje interior

¿Hemos logrado aprender a ser más felices?

Quizás en este tiempo, alguno ha podido mirar dentro suyo y bucear en su mundo interior.

La introspección, esa capacidad de sentir nuestras emociones y pensamientos más íntimos, de vivir y descubrir nuestro mundo interior, con el fin de darle su espacio para que logremos escucharlo con más facilidad.

Es posible que lo hayamos intentado y no lo hayamos podido concretar, porque tenemos nuestra mente llena de pensamientos de todo tipo, sin espacios en blanco, sentimos confusión, agobio, cansancio. 

La práctica de realizar un viaje hacia nuestro interior profundo, nos permite generar espacios donde aquietar la mente y leer nuestros pensamientos,  tomando distancia,  estimulando el conocimiento de nuestras propias emociones, aumentando la sensación de felicidad y gratitud. 

Pero, atención! Si combinamos el disfrute del té y la práctica de la conciencia plena, sumamos los beneficios del té de regalarnos un momento de introspección, con un uso consciente de la atención.

Entonces, si adicionamos a los beneficios del té para la salud,  los de la introspección,  obtenemos la fórmula perfecta para combatir el estrés, la falta de atención, el desánimo y la baja autoestima.

Se potenciará el pensamiento creativo, se despejará la mente, irradiaremos tranquilidad y  se consolidará la templanza para tomar mejores decisiones. Además de mejorar visiblemente nuestra calidad del sueño y nuestra relación con las demás personas.

Para cultivar nuestra introspección tenemos que buscar tiempo para estar a solas con nuestra taza de té,  disfrutar de nuestra propia compañía. Es muy importante detenerse en el camino, parar física y mentalmente, para conectar con nosotros. Dá igual dónde nos encontremos o qué estemos haciendo, lo importante es dirigir la atención hacia nosotros, hacia nuestro ser y nuestra esencia para conectar con el silencio y comenzar a escucharnos. Así, nos convertiremos en observadores desapegados de las situaciones externas.

Recordemos que el ser humano es social e individual al mismo tiempo. Para conectar en la relación con los demás, tenemos que cultivar también la relación con nosotros mismos,  con paciencia, cariño y respeto. 

Somos seres únicos e irrepetibles,  vale la pena que nos tomemos un tiempo para conocernos.

 

Visitá nuestra Web y nuestro Blog. Consultá nuestra Terapia de Té on line.

Ing. Agr. Maricel de Pedrozo

M.P. 82-2-1504

Web: lateteranaranja.com

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar