Lectura y Té en tiempos de cuarentena

Ahora como nunca antes, la lectura nos ofrece un refugio, se transforma en una puerta abierta a nuevos conocimientos, es una invitación a vivir historias maravillosas.  Leer expande  nuestra mente, y nos roza el corazón.

Si bien la lectura es un aprendizaje constante para crear personas más hábiles, un buen texto nos permitiría relativizar situaciones como las que estamos viviendo, que nos generan estrés y ansiedad.

Y de pronto una taza de té, preparada conscientemente, se puede convertir en la mejor compañera de la lectura, porque juntas, van a potenciar sus efectos benignos sobre nuestro cuerpo y nuestra mente.

Los científicos afirman que leer:  Reduce el estrés, que es la causa del 60% de todas las enfermedades. Si realizamos la lectura concentrada de un texto, durante 10 minutos al menos,  se podría reducir el ritmo cardíaco y la tensión muscular. Por su parte el té tiene un aminoácido llamado L-teanina cuyo efecto principal es la relajación, sin provocar somnolencia, lo que unido a la lectura potencia el efecto anti estrés.

Se comprobó que la lectura Frena el deterioro cognitivo.  A medida que envejecemos, nuestro cerebro se ralentiza, y las tareas cognitivas que nos resultaban fáciles, ya no lo son -como recordar un nombre o una dirección- Sin embargo, según varios estudios, la lectura podría ayudar a frenar o incluso prevenir el deterioro cognitivo. Por su parte, los compuestos de Catequina en el té, sobre todo del Té Verde,  pueden tener diferentes efectos protectores sobre las neuronas, lo que ayuda potencialmente a reducir el riesgo de enfermedades neurológicas.

Según estudios, leer Mejora el sueño: La ciencia ha confirmado que  el uso de celulares en la cama, justo antes de dormir puede causar estragos en el sueño,  principalmente porque la luz emitida por estos dispositivos reduce la producción de melatonina en el cerebro, una hormona que nos dice cuándo  dormir.  Entonces, la lectura y un té por la noche,  nos pueden ayudar a cambiar esta rutina incorrecta de sueño. El té Verde, Oolong o el té de Jazmín bien caliente, nos ayudarán como relajante muscular a conciliar el sueño. Un simple hábito que muchos subestiman,  podría ayudar a aquellas personas que tienen problemas de insomnio.

¡Buena Salud con Té!

Importante: “Quedémonos en casa para cuidarnos y cuidar a los demás”

 

Ing. Maricel de Pedrozo

M.P. 82-2-1504

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar