San Martín

    Día 12 de marzo

    1738. Nace en Paredes de Nava, en Castilla la Vieja, doña Gregoria Matorras, hija de don Domingo Matorras y doña María del Ser; la que fue bautizada el día 22 del mismo mes en la iglesia parroquial de Santa  Eulalia, siendo su  padrino D. Juan Ruiz,  militar. En 1767  abandonó la Península, trasladándose a Buenos Aires. 

     

    1818. Todo el  Ejército Unido   acampa en  la  Hacienda de  Chimbarongo. El  mismo día  se  tienen noticias del  avance de  las  fuerzas de Osorio  al  Norte de  Maule, por  el  mismo camino que  llevaban los  patriotas.

     

    1822. Comprendiendo San  Martín lo  impolítico de  la  orden dada a Santa  Cruz  de  retirarse del  ejército de  Sucre,  que  se  hallaba en  campaña  en  el  Ecuador, revoca   aquélla, suspendiéndose la  retirada y  para que en caso  de haberla emprendido “contramarchase,  para volver a  seguir la operación sobre Quito en los  términos en  que  anteriormente estaba  resuelto”.

     

    1822. Carta de San  Martín a Bolívar,  acusando recibo de la  de éste fechada  en Bogotá el  16 de  noviembre del  año  anterior; en  ella  le  dice entre  otras cosas: “El Tratado del 15 del pasado celebrado en  Guayaquil con el Comandante de la División  que formaban las fragatas  «PRUEBA» y «VENGANZA», y que  supongo a V. E. instruido, pone  al  Perú  en  aptitud  de poder con  más  ventaja sostener los  intereses generales, y dar a nuestra Unión  en  todas circunstancias, un  carácter  más   imponente a los ojos  de los  enemigos exteriores”.

     

    1829. Guido escribe nuevamente a San  Martín: “Por  no  perder la costumbre de aprovechar toda  oportunidad de saber de  usted doy  esta carta  a Manuel  -se trata de Manuel  de  Escalada, cuñado de  San  Martín que figuraba en el E. M. de Rivera- que  regresa a esa  plaza. Su  ida me excusa de decir  algo sobre nuestro estado político porque él le puede dar  a usted  mejores informes que  yo”.  Y a continuación: “He  llegado a entender que  usted regresa a  Europa muy  pronto: no  comprendo la razón  de este  viaje  ni  me  toca  averiguarla, pero  ¿no  juzga  usted  asegurada su independencia y tranquilidad personal permaneciendo en Montevideo?   ¿Es  usted  indiferente a la censura del  mundo, a que  daría lugar volviendo  a abandonar su  patria porque la ve en conflicto? ¿Puede usted  presumir que  aunque adoptara  la  profesión de  anacoreta le  habrían de dejar de perseguir a todas partes las  esperanzas de sus  amigos y las  persecuciones de  sus  enemigos? Quizá  usted dirá   que  éstas son preguntas excusadas cuando nada  quiere ni nada  pretende, sino  vivir  en la suprema holganza después de haber sacrificado un tercio de vida por la independencia de América. Sea esto en enhorabuena: yo no puedo excusarme de decir a usted que aunque su resolución no variase sería más prudente en mi opinión, esperar un poco más, para evitar glosas de charlatanes que están a la espía de los hombres de mérito”.

     

    Del libro Efemérides Sanmartinianas de Jacinto R. Yaben, Instituto Nacional Sanmartiniano, tercera edición, 1978

     

    Asociación Cultural Sanmartiniana de San Lorenzo

    Redes y newsletter

    © 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus