San Martín

    Día  9 de febrero

    1817. De la  Cañada  de  los  Patos,  Cabot  prosigue su  marcha,  después  de  haberse reaprovisionado.  El  10 alcanzaba el  valle  de  Sotaqui, acampando en  la localidad de Monterrey. Su  avance  determinó  la  fuga de  todas las  autoridades  españolas de  La  Serena.

    1817. El  capitán Ramón Freire habiendo recibido noticias en la mañana de este  día  que  el  capitán Molina (que él había despachado el día anterior por la mañana con 50 hombres  bien  armados para hostilizar a  los  realistas), se  encontraba en  Quechereguas sitiando  a  la  partida enemiga de Talca,  a fin  de impedirle la retirada, avanzó apresuradamente con  todo  el  destacamento (que había subido a  600  hombres con los patriotas que  se le había incorporado en el trayecto).  Freire llegó  tarde, para  conseguir su objeto, no obstante lo cual  logró dispersar gran  número de reclutas de la retaguardia realista haciéndoles perder dos  hombres que fueron muertos y cinco  cargas de munición, que  los  enemigos arrojaron  al río.  En la misma noche  del 9, el destacamento patriota descansó en Quechereguas, reanudando el 10 a  mediodía su  marcha hacia  Pilares; pero  el  11 le llegaron a  Freire noticias acusando un  nuevo   avance  de los  españoles, por  lo  que retrocedió nuevamente sobre Cumpeo: comprobada la inexactitud de esta noticia, se activaron las diligencias para sublevar las poblaciones de aquella zona.   Desde  la  misma hacienda  del Cumpeo,  Freire  se puso  en comunicación con  San  Martín,  informándole sobre el desarrollo de su comisión. Freire llegó a contar con 2000 hombres aproximadamente y distrajo un  millar de soldados que  no pudieron encontrarse en  el  campo   de  batalla de  Chacabuco.

    1821. El nuevo Virrey Pezuela nombra  sus   representantes a  los coroneles  Gerónimo  Valdés y  Juan Loriga, para  entrevistarse con   los de San  Martín, D. Tomás Guido   y  el  coronel Rudecindo Alvarado: de común  acuerdo se  reúnen en  esta fecha en  la  hacienda de  Torre Blanca. En  esta  conferencia, Loriga reveló   a  Alvarado que   muy   pronto  abandonarían la  ciudad de  Lima  para ocupar la  Sierra: que  el  Virrey ocuparía  el Cuzco, Canterac el  Norte de  la  Sierra y Valdés el Sud.  La conferencia no dio  ningún resultado positivo.

    1822. La división de Santa Cruz,  compuesta de  los  batallones  números  2 y 4, Escuadrón Cazadores del  Perú  y un  Escuadrón de Granaderos a Caballo de los Andes -con una  fuerza total de  1.662  plazas, tropa aguerrida y excelente- que  había llegado a Piura el 21 de diciembre del  año anterior, de donde había partido en dirección a Saraguro, llega  a este punto el 9 de febrero, donde se reúne con  la división colombiana del  general  Sucre.

     

     

    Del libro Efemérides Sanmartinianas de Jacinto R. Yaben, Instituto Nacional Sanmartiniano, tercera edición, 1978

     

    Asociación Cultural Sanmartiniana de San Lorenzo

     

    Redes y newsletter

    © 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus