San Martín

    Día 1 de enero

    1817. San Martín expide una Orden General al Ejército de los Andes, comunicando que el domingo 5 de dicho mes se celebrará en la iglesia matriz la jura solemne de la Patrona del ejército y bendición de su bandera; ceremonia a la que concurrirán las más altas autoridades y que principiará a las cinco de la mañana.

     

    1819. El general O'Higgins, de acuerdo a las instrucciones impartidas por San Martín, inicia la evacuación de Concepción en el más breve plazo. El 5 del mismo mes se ponía en marcha el resto de las fuerzas independientes que habían hecho aquella dura campaña. La División alcanzó la margen Norte del tata, habiendo marchado 96 kilómetros en 9 días.

     

    1819. El General San Martín cita a su C. G. a los emisarios D. José Fernández Paredes y D. José García, a quienes entrega las instrucciones a que deberán ajustarse para obtener información sobre los. realistas en Lima, y enviadas por conducto reservado al Generalísimo, preocupado entonces en la preparación de la expedición al Perú.

     

    1820. Tiempo hacía que la fiebre amarilla asolaba los pueblos de la provincia de Cádiz y de una buena parte de las costas andaluzas; por esta causa los cuerpos del ejército expedicionario que se habían ido concentrando en el puerto de Cádiz para ser dirigido al Río de la plata bajo el mando superior del general José O' Donnel, conde de La-Bisbal, fueron dispersados en acantonamientos situados en las Cabezas de San Juan, Arcos Villamartín, Alcalá de los Gazules y otros comarcanos. El primero de Enero de 1820, en las Cabezas de San Juan, puesto a la cabeza del batallón de Asturias su comandante D. Rafael del Riego, anticipándose precipitadamente a todos, arengó a los soldados y proclamó al frente de banderas la Constitución de 1812; pasando enseguida con su batallón a Arcos de la Frontera, donde se hallaba el general en jefe con su E. M., y sorprendiendo de noche y desarmando la guardia de su alojamiento, arrestó al descuidado e inepto conde de Calderón, así como a los generales Blanco, Salvador y Fournás. Le salió bien a Riego aquel rasgo de intrepidez, y las tropas sorprendidas, aunque no todas de buena voluntad, se alinearon bajo sus banderas.

    Rabiase también pronunciado el mismo día el batallón de Sevilla, que se hallaba en Villamartín, y se aproximaba ya a Arcos. Este movimiento liberal se extendió por toda la Península, y él destruyó la última veleidad española de recuperación de sus colonias de América. La noticia de tan importantes acontecimientos trajo un gran alivio al Río de la Plata precisamente en el momento en que las Provincias Unidas se debatían en medio de una espantosa anarquía.

     

    1821. El general Juan Ramírez y Orozco, desde su C. G. en Puno dirige una extensísima nota al Ministro de la Guerra español, describiéndole la situación realista en el Perú, en tal forma, que el párrafo final de esta descripción lo termina con esta frase: “Así, pues, repito que sólo el inmediato envío de auxilios, es la salvaguardia de la conservación de estos países”.

     

    1823. La vanguardia del ejército de Alvarado, al mando del general Enrique Martínez, ataca al general Valdés en el valle de Calana -2 leguas al N. E. de Tacna- pero la poca combatividad de la vanguardia patriota permitió que Valdés se retirara tranquilamente hasta Torata, 14 leguas al N. E. de Tacna, sin ser perseguido, lo que hubiera sido la pérdida del ejército real.

     

    1887. La nieta de San Martín vuelve a escribirle a Mitre enviándole nuevos documentos que ha encontrado revolviendo papeles de familia, que se los remitía por conducto de D. José Marcó del Pont, quien regresa a Buenos Aires a consecuencia del fallecimiento de su “digno padre el señor don Antonio”.

     

     

    Del libro Efemérides Sanmartinianas de Jacinto R. Yaben, Instituto Nacional Sanmartiniano, tercera edición, 1978

     

    Asociación Cultural Sanmartiniana de San Lorenzo

     

    Redes y newsletter

    © 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus