César Ríos

Ser o no ser esa es la cuestión

“Serás lo que debas ser, sino serás nada”

José de San Martín

 

"Lo que uno hace va a quedar en el recuerdo de la retina de la gente ¿O vos crees que solamente San Martín va a quedar en la retina de la gente? Yo también quiero quedar…"

Estas palabras fueron dichas por Herme Juárez a pocos días de recibir la libertad, luego de haber estado con prisión domiciliaria en su casa en San Lorenzo. Fue en una entrevista que realizó el diario La Capital, en la cual el líder de la Cooperativa Portuaria, en un intento de limpiar su nombre por las investigaciones que realiza la Justicia Federal de Campana, pronunció esta frase que considero irreverente y canallesca hacia José de San Martín. No porque sea solamente una afrenta a un prócer, una falta de respeto a una figura nacional de la trascendencia de San Martín. Que las instituciones se hagan cargo de dejar en claro que Juárez se pasó de la raya con esa autocomparación.

De mi parte, quiero destacar que José de San Martín, más allá de sus proezas bélicas durante la independencia de nuestra América, ha trascendido por su pensamiento claro y honesto a la hora de enfrentarse con las mil y unas tentaciones que da el poder. Y el poder del dinero en particular. Su conducta atravesó límpida la historia hasta el presente y su figura se acrecentó justamente por ese carácter transparente y su honor sin vacilaciones. Lejos de cualquier arrebato o de ambición rastrera, su personalidad es hoy en día un faro que debe iluminar a todos, porque nos encontramos en un punto crítico como sociedad, en el que se justifican o endiosan los vicios, se ensalzan las vivezas y se convive con las corrupciones de todo tipo. Y los males que vivimos son causados por esas conductas, que también se han arraigado en los dirigentes. 

Por eso es momento de imitar a José de San Martín, no de compararnos con él, porque no tenemos nada de la ética sanmartiniana. Su figura parece alejarse cada vez más de nosotros, una sociedad sumida en la miseria moral y en la tristeza espiritual. Una sociedad que cree que saldrá adelante solamente con fórmulas económicas, sin tener en cuenta que ciertos valores son indispensables para cimentar una verdadera base de crecimiento en todo sentido.

Se puede hacer mucho, pero ¿sabés cuánto tenés que SER para quedar en la retina de la gente como San Martín?

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar