César Ríos

 La contaminación que siempre está

0
0
0
s2smodern

Los problemas de la contaminación en nuestra región no son una novedad, ya que desde que se instalaron las grandes industrias se han incrementado los casos de contaminación ambiental, graves algunas y molestas y persistentes otras, que generan daño a la salud de los ciudadanos. 

Muchas de estas cuestiones tienen su límite de tolerancia porque es evidente que el desarrollo industrial genera un impacto ambiental negativo. Asimismo, muchas empresas abusan de estas consecuencias y hacen de la contaminación un estilo de vida, una marca tradicional que los vecinos no se cansan de denunciar. Algunas empresas consideran un gasto realizar trabajos para reducir el impacto de su actividad que genera contaminación. Muchas son empresas que se abandonan hasta en la limpieza, generando la proliferación de roedores y otros insectos peligrosos. Con su suciedad generan otra situación horrible, la visual, que también es una forma de la contaminación.

Las cerealeras son las que más provocan contaminación con la polución ambiental, casos como las de ACA en San Lorenzo, que en las últimas semanas ha desatado alergias en muchas personas con el polvillo que pudo observarse en ese sector de la ciudad. 

Y ahora en Puerto Gral. San Martín las empresas Bunge Argentina S.A. y ADM S.A. fueron citadas por el Concejo Municipal de esa ciudad, para que aclaren la gran cantidad de polvillo que se depositó en casas y vehículos particulares. Y también se solicitó al ministerio de medio ambiente de la provincia que extreme las medidas de control sobre dichas empresas enclavadas en el medio del ejido urbano. Los vecinos se quejan también de la gran cantidad de ratones, suciedad, movimiento de máquinas pesadas que destruyen las calles, líquidos “irritantes”, en fin, el panorama que siempre se observa y al que nunca se le pone freno de parte de las autoridades provinciales, que son las que tienen la autoridad como para mitigar el accionar de estas empresas que parecen ser dueñas del espacio público.

Como siempre, las quejas quedan en el aire, se castiga al medio de comunicación que osa comentar las quejas de los vecinos y todo esto con la complacencia de sectores políticos locales y con la desidia de las autoridades provinciales, que deberían velar por la salud de toda la población.

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar