César Ríos

Tus hijos

Lo ocurrido en la localidad de Serodino, con la niña de 11 años que fue agredida y acosada hasta la humillación, en un caso conocido como bullyng, no deja de sorprendernos doblemente: porque involucra a niños ejerciendo un grado de violencia complejo y por la conducta de algunos de los padres ante la reacción de la madre de la víctima.

Cuando buscamos explicaciones sobre las conductas de los niños, adolescentes y jóvenes, terminamos siempre analizando la conducta de los adultos, porque son ellos los que implantan actitudes que pueden ser positivas o negativas. Y cuando los adultos pierden el rumbo y con sus malos ejemplos dejan enseñanzas peligrosas, es cuando podemos apreciar la decadencia cultural y moral de una sociedad. No habría mucho más que agregar, salvo recurrir a aquellos que con su sabiduría nos han dejado enseñanzas que valen la pena compartir. Este es un hermoso extracto de la obra de Khalil Gibran, de su libro El Profeta. No es textual como la traducción original, pero claramente resume un conocimiento profundo sobre la relación de los padres y los hijos.

 

Tus hijos no son tus hijos, 
son hijos e hijas de la vida 
deseosos de sí mismos.

No vienen de ti, sino a través de ti, 
y aunque estén contigo, 
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor, 
pero no tus pensamientos, pues, 
ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos, 
pero no sus almas, porque ellas 
viven en la casa de mañana, 
que no puedes visitar, 
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos, 
pero no procures hacerlos 
semejantes a ti 
porque la vida no retrocede 
ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual tus hijos, 
como flechas vivas son lanzados.

Deja que la inclinación, 
en tu mano de arquero 
sea para la alegría.

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar