César Ríos

Amnistía Internacional y los ciberataques

0
0
0
s2smodern

Hace pocos días atrás, Amnistía Internacional dio a conocer un detallado informe denominado “El debate público limitado. Trolling y agresiones a la libre expresión de periodistas y defensores de DDHH en Twitter Argentina”, en el que alerta acerca de la metodología de ciertos sectores para amedrentar y disciplinar a periodistas, políticos y hasta a la misma directora de Amnistía Internacional, este “movimiento global creado en 1961, con más de siete millones de simpatizantes, miembros y activistas en más de 150 países y territorios que llevan adelante campañas para poner fin a los graves abusos que se cometen contra los derechos humanos en todo el mundo”, como reza en su presentación. 

El informe documenta “el accionar de cibertropas en Twitter con el fin de descalificar, agredir o intimidar a periodistas y defensores de DDHH de la Argentina”.

Es interesante las definiciones que da a conocer, respecto al “efecto disciplinador de las agresiones concertadas contra determinadas figuras (trolling)” y que “merece una atención mayor en el marco del uso creciente de las redes sociales como espacios de información y debate público… El método utilizado en la Argentina combina la acción de cuentas personales de referentes políticos, trolls (cuentas cuyo registro violento bloquea el debate y desvía la conversación), bots (cuentas parcial o totalmente automatizadas en sus interacciones) y seguidores regulares”.

Asimismo, continúa diciendo que “las agresiones contra periodistas y defensores de DDHH utilizan metodologías y ataques propios de las campañas de odio que tienen lugar en diferentes países y contra las cuales cabe desarrollar respuestas democráticas, respetuosas de la deliberación pública robusta y que, por ello mismo, desincentiven las embestidas concertadas, muchas veces potenciadas por acciones automatizadas (bots) e intensivas en el discurso violento (trolls), en las que la difusión de información falsa (fakenews) busca distorsionar la legitimidad del debate basado en hechos y, al mismo tiempo, desprestigiar a quienes defienden los derechos de la ciudadanía y advierten públicamente sobre su amenaza o vulneración. Los ciberataques detectados combinan una metodología de la que son partícipes figuras públicas y cuentas automatizadas o robots (bots). Su orientación vinculada con el oficialismo constituye un factor de importancia, ya que el gobierno es el responsable de asegurar la plena vigencia del derecho a la expresión, a la crítica y a la diversidad de perspectivas en el espacio público”.

En muchas oportunidades me he referido a la significación del anonimato en las redes sociales y este informe viene a ratificar la convicción de estar atentos a lo que Umberto Eco describió antes de su muerte en una entrevista periodística: "Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos rápidamente eran silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles”.

 

Redes y newsletter

© 2018 Diario Síntesis. Todos los derechos reservados.Desarrollo: Pencillus

Buscar