Tensión en la cárcel en la que están alojadas las acusadas del caso Perassi

Dos acusadas de la desaparición de la sanlorencina Paula Perassi, Mirta Rusnisky y Roxana Michl, están alojadas en la cárcel de mujeres de Rosario, donde los últimos días se vivieron momentos de tensión.

cárcel-de-mujeres-de-rosario.jpg

El Instituto de Recuperación de Mujeres N° 5, ubicado en Thedy 375, frente a Puerto Norte, fue el centro de atención en las últimas horas, a partir de denuncias de reclusas por "violencia institucional constante".

Momentos de fuerte nerviosismo se vivieron el lunes por la tarde en la cárcel, tanto por parte de las reclusas en el interior del penal, cómo por algunos familiares en las afueras.

Graciela Rojas, de la ONG Mujeres tras las Rejas, alertó sobre “una gran revuelta” y por “la presencia de grupos especiales de tareas por motivos que, según las denunciantes, ellas desconocían”.

Según los primeros datos, los reclamos tienen que ver con que las instalaciones son cuestionadas desde hace tiempo por quienes están allí alojadas y ahora se sumó que las detenidas reportaron una requisa policial en el penal, donde les habría roto pertenencias e incluso habría habido algunas mujeres golpeadas. Sin embargo, desde las autoridades de la cárcel se desmiente esa situación.

Desde hace medio año a esta parte las internas advierten sobre las malas condiciones que presenta la institución carcelaria, con la falta de atención médica, alimentos en mal estado y presencia de insectos y ratas.

Desde SINTESIS dialogamos con el Dr. Angelo Rossini, patrocinador de Mirta Rusniski, quien está detenida por estar acusada de realizar el aborto en el que Paula Perassi podría haber muerto en 2011. El abogado aseguró que “Mirta está bien, no sufrió ningún daño, el comentario es que van a hacer una quema de colchones, pero en el pabellón que está ella no sucedió nada”.

Cabe aclarar que Rusnisky se encuentra en un pabellón compartido con pocas reclusas, no en los más hacinados, debido a los problemas respiratorios que presenta la mujer.

Mientras tanto, Rossini aclaró que se volvió a pedir la prisión domiciliaria para Mirta, ya que “todos los lunes va a la casa para estar con sus hijos con discapacidad y si bien se viene dando normalmente desde hace tres meses, eso fue un avance para los chicos, pero cuando ella se va es un retroceso, por eso a los chicos no les alcanza para estar contenidos un solo día”, explicó el abogado. Ahora resta saber si se le brinda la prisión domiciliaria o no, ya que se presentaron pruebas de psicólogos, policías y de la propia hija de la imputada.

Por su parte, Roxana Michl, esposa del hombre indicado como amante de Paula, Gabriel Strumia, sigue detenida en la mencionada cárcel por estar acusada de participar de la desaparición de la mujer.